Uno de los servicios básicos del hogar en los que usualmente se desperdicia más es en la luz, si bien, hay veces que olvidamos apagar un foco, o nos quedamos dormidos viendo la tv, la implementación de estos sencillos hábitos a continuación serán la solución perfecta para ahorrar en el recibo de luz.

  1. Cada que laves, intenta lavar el máximo de ropa que pueda en una sola lavada, esto para no estar usando la lavadora a cada rato, ya que gasta bastante energía durante cada ciclo.
  2. Planchar toda la ropa que puedas también es una excelente estrategia al igual que la lavadora, te ayuda bastante a mejorar tu ahorro de energía.
  3. Aunque no lo creas, abrir y cerrar el refrigerador también es un gran gasto de energía; ya que el termostato baja su temperatura cada que se abre el refrigerador para conservar los alimentos. Incluso el abrir el refrigerador genera mayor gasto de energía que cuando está cerrado. Así que, si no sabes a que vas cuando te diriges a él te ayudará a reducir tu energía eléctrica y un extra…a cuidar tu peso.
  4. Apaga el televisor, computadora o lo que sea que esté consumiendo energía y no lo estés utilizando, muchas veces olvidamos cosas que dejamos encendidas y no nos percatamos del gasto de energía que estamos realizando.
  5. Cambia los focos normales, por LED, puede que sean un poco más caros, pero a la larga es una mejor opción ya que duran mucho más y gastan menos energía que los focos convencionales.

Y recordemos que el ahorro de energía y la ayuda al planeta no sólo recae en los hombros de las grandes empresas. Nosotros podemos contribuir y juntos lograr un gran cambio en el uso de la energía para ayudar a nuestro planeta. Mediante la implementación de esos sencillos hábitos de consumo. Adicional a estos tips, si estás apenas por adquirir tu vivienda investiga sobre ¨Hipoteca Verde¨ de Infonavit para adquirir tu casa recuperada con un paquete de ecotecnologías. Te ayudarán a no perder el dinero de tu bolsillo.