Familia-con-casa-unida

Todos deseamos lograr que nuestra familia sea feliz, que al llegar a casa después del trabajo o escuela, convivamos con alegría y aunque parezca complicado de creer ¡sí se puede lograr!

1. Predica con el ejemplo.
Como padres, tenemos que estar conscientes que el primer ejemplo de amor que les damos a nuestros hijos somos nosotros mismos. Es fundamental formar una relación sana con nuestra pareja basada en el respeto, el interés en las actividades del otro y el amor.

2. Apaga el televisor e Internet.
La apatía en las familias es provocada principalmente por estos dos cosas: la televisión y el Internet. Invirtamos en nuestra familia el tiempo que le dedicamos a estos distractores y nuestra vida familiar será mejor.

3. Familia que come unida, permanece unida.

Compartir los alimentos en la misma mesa, a la misma hora, reactiva la convivencia y da pie a la conversación e interés por saber cómo le fue en su día a cada miembro de la familia.

4. El árbol de los problemas.
Todos tenemos problemas tanto en la escuela, el trabajo como en el hogar, pero debemos entender que los problemas de fuera son ajenos a nuestro hogar y en este debe permear un ambiente de paz y tranquilidad. Puedes utilizar un árbol pequeño, ya sea natural o artificial y enseñar a toda la familia a colgar los problemas en él antes de entrar a casa; si tuvimos un día pesado, el cargar con ese estrés, esa angustia puede provocar un aura de tristeza, aburrimiento e incluso cansancio.

Crear un ambiente feliz de familia es un trabajo de cada integrante y todos deben de poner de su parte para lograrlo.