Cómo vivir con menos plástico, ¡ahorra y recicla!

recicla-ahorra-en-tu-hogar

Uno de los asuntos más importantes hoy en día es el Calentamiento Global, los productos que más contribuyen a este mal que aqueja nuestro planeta son los hechos de plástico, los cuales tardan bastantes años en degradarse y al hacerlo emiten sustancias nocivas para el ambiente.

Estos son algunos consejos que puedes utilizar en casa para reducir el uso y desperdicio de plástico.

1. Cambia las bolsas de plástico por otras reutilizables o cestas. Las bolsas tejidas son una gran opción que podemos llevar a donde sea.

2. No uses vasos, platos y cubiertos de plástico desechables cuando estés fuera de casa. Procura que los puedas llevar y lavar de nuevo en casa.

3. Utiliza tus propios recipientes cuando compres comida o bebida para llevar.

4. Cambia los popotes de plástico por unas de acero inoxidable o de cristal. Los puedes encontrar en muchas partes y se limpian con facilidad.

5. Cambia tus recipientes de comida de plástico por uno de acero o de cristal. Almacenar y/o calentar comida en los recipientes de plástico puede ser dañino para la salud.

6. Compra termos o envases reutilizables, no agua embotellada, llénalo cada vez que salgas de casa y evitarás comprar estando fuera, además ahorras el comprar botellas de agua.

Las botellas de plástico pueden reutilizarse también como pequeños maceteros para tu hogar, recuerda que el reciclar te puede llevar a una buena cultura del ahorro en tu vivienda.

5 consejos para tener un hogar con tu familia feliz y unida

Familia-con-casa-unida

Todos deseamos lograr que nuestra familia sea feliz, que al llegar a casa después del trabajo o escuela, convivamos con alegría y aunque parezca complicado de creer ¡sí se puede lograr!

1. Predica con el ejemplo.
Como padres, tenemos que estar conscientes que el primer ejemplo de amor que les damos a nuestros hijos somos nosotros mismos. Es fundamental formar una relación sana con nuestra pareja basada en el respeto, el interés en las actividades del otro y el amor.

2. Apaga el televisor e Internet.
La apatía en las familias es provocada principalmente por estos dos cosas: la televisión y el Internet. Invirtamos en nuestra familia el tiempo que le dedicamos a estos distractores y nuestra vida familiar será mejor.

3. Familia que come unida, permanece unida.

Compartir los alimentos en la misma mesa, a la misma hora, reactiva la convivencia y da pie a la conversación e interés por saber cómo le fue en su día a cada miembro de la familia.

4. El árbol de los problemas.
Todos tenemos problemas tanto en la escuela, el trabajo como en el hogar, pero debemos entender que los problemas de fuera son ajenos a nuestro hogar y en este debe permear un ambiente de paz y tranquilidad. Puedes utilizar un árbol pequeño, ya sea natural o artificial y enseñar a toda la familia a colgar los problemas en él antes de entrar a casa; si tuvimos un día pesado, el cargar con ese estrés, esa angustia puede provocar un aura de tristeza, aburrimiento e incluso cansancio.

Crear un ambiente feliz de familia es un trabajo de cada integrante y todos deben de poner de su parte para lograrlo.

¿Realmente sabemos en qué gastamos?

En muchas ocasiones nos quedamos con la idea de “¿en qué me gasté todo el dinero?” y nos juramos que compramos sólo lo necesario cuando, si miramos atrás, puede que no haya sido así. Comencemos con identificar algunas maneras de gastar dinero que probablemente estés haciendo en tu día a día y te dejan con un menor presupuesto para disfrutar con tu familia.

1. Comprar sólo porque la marca es de “renombre”. En muchas ocasiones la calidad del producto no cambia y pagas más solamente por un empaque con marca diferente, por lo que te están vendiendo la marca, no el producto como tal.

2. No saber cómo cambiar cosas de tu carro sin necesidad de llevarlo al concesionario. Los concesionarios cobran precios elevados por mantenimientos que fácilmente podrías darle en tu hogar.

3. Pagar por servicio de cable que no utilizas. Pregúntate esto: ¿Estoy pagando por tantos canales cuando a duras penas prendo la televisión y veo los mismos tres canales de siempre?

4. Dar el pago mínimo a tus tarjeta de crédito. El uso constante de la tarjeta en compras pequeñas o “gastos hormiga” te hacer perder conciencia de tu deuda y sólo realizas lo que crees necesario para estar al corriente mientras que los intereses van incrementando el monto total de la misma. Es una de las principales equivocaciones que hacemos al momento de manejar un tarjeta de crédito.

5. Comprar aplicaciones y gastar dinero en aparatos electrónicos.
Piensas que con esas aplicaciones serás más productivo y raramente las utilizas.

¿Te identificaste con uno o más? Es momento de cambiar esos hábitos y verás cómo el dinero rinde más al final de cada semana. Adicional a tus ingresos puedes añadir algunos más para que no sólo hagas rendir tu dinero, si no produzcas más. Te recomendamos registrarte en Vive ganando para conocer formas de generar más ingresos sin descuidar a tu familia.

Model -

$

Color

Quantity

Size

Image

Model -

$

Color

Quantity